Press Room

March

The LAPD has taken the right step to highlight alledged racial profiling against Latinos by one of its own.  The immigrant community in Los Angeles has known all along that racial profiling is a common practice amongst corrupt police officers.  We look forward to working alongside the LAPD to further identify and eliminate racial profiling from its force.

Video courtesy of  KMEX-34 Los Angeles Univision.  Video after the break.

FOR IMMEDIATE RELEASE:  March 27, 2012 

ANTI-IMMIGRANT HEARING CUNNING AND DECEITFUL
Rep. Lamar Smith (R-TX) holds anti-immigrant hearing titled “Holiday on ICE”
 
Los Angeles. – While nearly 400,000 immigrants are incarcerated each year in an expanding archipelago of punitive and life-threatening detention centers, the U.S. Congress continues to deny the moral and human rights crisis caused by mass detention.  On Wednesday Congressman Lamar Smith (R-TX) will convene a hearing of the House Judiciary Subcommittee on Immigration Policy and Enforcement facetiously titled “Holiday on ICE: The U.S. Department of Homeland Security's New Immigration Detention Standards”.
 
The pretext for the hearing is the recent announcement by U.S. Immigration and Customs Enforcement (ICE) that it will implement a revised version of its internal guidelines on the treatment of immigrants detained in ICE facilities.
 
“Wednesday’s Congressional hearing is not really about the conditions of immigration detention, but about giving Mr. Smith and other anti-immigrant hardliners another chance to engage in vitriolic and xenophobic rhetoric,” stated Angelica Salas, CHIRLA Executive Director. 

“In California, alongside older facilities badly in need of reform, we are also seeing the construction of new, isolated detention centers like Adelanto in the Inland Empire. Aided by its misnamed “Secure Communities” (S-Comm) and other deportation programs, ICE is busy filling these with immigrants. This untenable situation, and the deportation pipeline that feeds it, is what truly merits attention,” said Ms. Salas.

Far from being “hospitality guidelines,” as Rep. Smith has called them, the 2011 Performance Based National Detention Standards (PBNDS) fall short of providing the necessary protection for immigrants held by ICE  because it continues to rely on penal standards rather than re-envision a truly civil system. As a result, immigrants will continue to be held behind bars, often hundreds of miles from their families, with minimal if any access to legal services, vulnerable to the same substandard medical care and abuses that have prevailed in detention to date. Most important, the PBNDS are not enforceable or even legally binding, and there is no independent oversight of facilities to ensure compliance

In 2009, after a scathing government report outlined the inhumane conditions and rampant fiscal waste in detention, the Obama Administration promised to address these problems in the only way possible: by moving away from locking up immigrants and towards new models of custody and supervision that reflect the “civil” nature of immigration proceedings.   So far that has not happened

“Instead of offering constructive feedback on the proposed guidelines, Congressman Smith and other extremists have chosen to grandstand and lambast the new guidelines as coddling immigrants and increasing detention costs.  It appears that for Mr. Smith, it is far easier to attack immigrants than tackle an American problem with sensible solutions,” added Ms. Salas.

###

Activistas respaldan investigación del LAPD sobre perfil racial
Los Ángeles, 27 mar (EFE).-

Organizaciones defensoras de los inmigrantes respaldaron hoy los resultados de una investigación interna del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) que encontró que uno de sus agentes se guiaba del perfil racial para imponer multas de tránsito a hispanos. 

“Aparentemente es tanta la violación y es tan obvio su interés de perfilar racialmente a la comunidad que ha sido necesario detener a esta persona y acusarla”, señaló a Efe Jorge-Mario Cabrera, Gerente de Comunicaciones de la Coalición pro Derechos Humanos del Inmigrante en Los Ángeles (CHIRLA, en inglés).

Una investigación interna del LAPD concluyó que el oficial de tránsito Patrick Smith, con 15 años de servicio, detenía principalmente a conductores latinos, identificándolos por su apariencia, para imponerles multas de tránsito.

Smith, que trabajaba solo en su motocicleta en la División de Tráfico del Oeste, también alteraba los reportes registrando como “blancos” algunos de los hispanos, presumiblemente para no llamar la atención sobre la cantidad de multas aplicadas a esta comunidad, según informaron miembros no identificados del LAPD al diario LA Times.

No obstante, según el activista este caso no es el primero ni el único. “Hay muchos más policías que están cometiendo violaciones y no son detenidos y no son investigados”, denunció Cabrera.

El caso es el primero en el que la Comisión de la Policía de Los Ángeles -una organización civil de cinco miembros que supervisa las actuaciones del LAPD- encuentra a uno de sus oficiales culpable de discriminación en su conducta.

“CHIRLA continuará trabajando con el Departamento de Policía de Los Ángeles para asegurarnos que cuando ocurra una violación ellos lo sepan”, agregó Cabrera. “Contamos con que el jefe la policía (Charlie) Beck va a hacer lo necesario para asegurarse de que esas manzanas podridas sean extirpadas del departamento”, concluyó Cabrera.

Read more:  El Diario de Hoy

The Coalition for Humane Immigrant Rights of Los Angeles (CHIRLA) joined other organizations today downtown Los Angeles to announce the May 1 march themes:

1) Immigration remedy and a renewed path to immigration reform

2) Good paying jobs for all

3) A strong education for all

February

FOR IMMEDIATE RELEASE:February 29, 2012                                     

A Fair and Much Needed Car Impound Update
LAPD Chief Beck’s proposal is fair, practical, and much needed

Los Angeles – This week, the Los Angeles Police Commission, on a 4-to-1 vote, approved LAPD Chief Charlie Beck’s proposal to update the city’s car impound procedures for unlicensed drivers that meet certain requirements.  The measure is highly welcomed by the large immigrant community of Los Angeles.  Undocumented immigrants make up nearly ten percent of the state’s labor force.

The following is a statement from Angelica Salas, executive director for the Coalition for Humane Immigrant Rights of Los Angeles (CHIRLA).

“In approving LAPD Chief Charlie Beck's proposal for modified car impound procedures, the Los Angeles Police Commission took a stand on the side of fairness and justice for the immigrant community.

We are hopeful that this change will mean that fewer cars of community members and their families will be subjected to a mandatory 30-day impound, which also resulted in a financially crippling fee of up to $2,000 in some cases. Some impounded vehicles can now be retrieved within 24 hours by a licensed and insured driver.  In cases where a licensed driver is immediately available, a car’s impound could be avoided altogether.

The approved administrative adjustment is in line with a similar one made last year regarding impounds following stops of non-intoxicated unlicensed drivers at DUI checkpoints.

As Chief Beck has recently stressed, the crux of this matter is that Angelenos, who are unable to get a driver's license due to state law, are being unreasonably penalized just for going about their daily business of driving children to school or heading to work. Angelenos will also save valuable tax dollars by having our men and women in blue focus on critical issues of public safety rather than impounding the vehicles of community members.

CHIRLA welcomes this new approach to car impounds and we look forward to working with Chief Beck and others to realize his vision of granting California driver's licenses to all Californians who pass the requisite tests, regardless of immigration status."

 

###

COMUNICADO DE PRENSA

PARA DIFUSION INMEDIATA: 29 de febrero de 2012

Cambio Justo y Necesario a Incautación de Carros
Propuesta del Jefe de Policía Beck es justa, práctica, y necesaria

Los Angeles – Esta semana, La Comisión de Policía de Los Angeles, con 4 votos a favor y 1 en contra, aprobó la propuesta del jefe de policía de Los Angeles para actualizar el proceso de incautar los carros de motoristas sin licencia de manejar.  El ajuste beneficiará solamente a ciertos motoristas sin antecedentes criminales y que posean póliza de seguros de automóvil.  El voto fue elogiado por la comunidad inmigrante de Los Angeles.  Los inmigrantes indocumentados conforman casi el diez por ciento de la fuerza laboral en California.  El siguiente es un comentario por Angélica Salas, directora ejecutiva por la Coalición pro Derechos Humanos del Inmigrante en Los Angeles (CHIRLA).

“La aprobación de la propuesta del jefe de policía Charlie Beck para modificar el proceso de incautar los automóviles de motoristas sin licencia de manejo por parte de la Comisión de Policía de Los Angeles es justo, práctico, y equitativo para nuestra comunidad.

Esperamos que este cambio signifique que menos carros en nuestra comunidad serán sujetos a la incautación obligatoria de 30 días, que también resultaba en multas exorbitantes de hasta $2,000 en ciertos casos.  Ahora, algunos carros podrán salir del corral municipal dentro de las primeras 24 horas siempre y cuando una persona tenga licencia y póliza de seguro.  En casos cuando se encuentra un motorista con licencia de manejo, se podría evitar del todo el incautamiento del carro.

El ajuste administrativo aprobado esta semana concuerda con uno similar que fue aprobado hace un año refiriéndose a la incautación de carros durante los retenes para identificar motoristas embriagados.

El Jefe Beck lo ha subrayado recientemente, y CHIRLA está de acuerdo, que el meollo de este asunto es que los residentes de Los Angeles a quienes no se les permite una licencia de manejo, están siendo castigados irracionalmente al llevar a cabo actividades cotidianas como llevar a los niños a la escuela o ir al trabajo.  Los residentes de esta gran ciudad prefieren que la policía ahorre dinero enfocándose en asuntos mas críticos para la seguridad de la comunidad y no en confiscar los carros de los inmigrantes.

CHIRLA apoya este cambio administrativo y nos complace seguir colaborando con el Jefe Beck y otros para que se haga realidad su propuesta de otorgarle licencias de manejar a todo Californiano que cumple con los requisitos, sin importar su estado migratorio”.

###

 

 

 

ICE Calls New Deportation Report Flawed
Report shows a large drop off in the number of illegal immigrants being prosecuted in court
By Jonathan Gonzalez, February 26, 2012
NBC
A new report that indicates federal officials are prosecuting and deporting fewer illegal immigrants may be flawed, according to a federal immigration authority.

The U.S. Immigration and Customs Enforcement opened 39,331 deportee cases in immigration courts from October 2011 to December 2012, a large drop from the 58,639 filings that were recorded the prior quarter, according to a report released by Syracuse University's Transactional Records Access Clearinghouse.

But ICE, on Thursday, said the report was inaccurate because it has the right to deport some illegal immigrants without actually giving them time in court when they commit violent crimes, such as rape or murder.

"The TRAC report is alleging that overall we are putting fewer people in deportation proceedings," said ICE spokeswoman Gillian Christensen. "This report is looking at the wrong data."

"When removing individuals who have been convicted of a crime and who have no lawful immigration status … ICE is not required to file charging documents in immigration court asserting criminal grounds of removal," Christensen said in statement.

But TRAC, which used numbers provided by the Executive Office for Immigration Review, disagrees with the claims of inaccuracy.ICE has yet to look at the statistics used in the report, she added.

"It was the fact that it didn't cover all the deportations. That doesn't make it inaccurate," said Sue Long, co-director of TRAC. "[ICE] won't even release their immigration court data."

The report states that filings are usually lower during the first quarter every year, but there appeared to be 10,000 fewer deportation filings when adjusted for that average seasonal drop off.

One official at the Coalition for Humane Immigrant Rights of Los Angeles believes the drop off could be based on ICE Director John Morton's June 2011 memos, which outlined conditions in which illegal immigrants could avoid deportation.

"There seems to be a trend that indicates the number of deportation cases reviewed by the courts is decreasing," Jorge-Mario Cabrera, director of communications at CHIRLA. "If you look at the local trend, however … the expected number in Los Angeles will actually be higher."

Though quarter-by-quarter data was not immediately available, current numbers show that there were 2,095 deportee cases filed in Los Angeles last quarter, which is on pace to top last year's total of 7,331 filings.

ICE being able to deport some illegal immigrants without a trial concerns Cabrera.

"It's very worrisome that ICE would even half-heartedly accept that there are many immigrants who do not have their day in court," he said. "Their civil rights may actually be violated."

ICE removed a record-216,000 convicted criminals in the 2011 fiscal year, which is double the total from 2008.

Photo credidt:  Jorge-Mario Cabrera
Read more:  NBC.com
Todo por 'una vida mejor'
Crónica Historias de migrantes. La película por la que Demian Bichir está nominado al Óscar reabre el debate sobre el trato a los migrantes en Estados Unidos. Hollywood comienza a entender mejor que Washington el problema de la migración, aseguran líderes de las comunidades de indocumentados
 
Eileen Truax
26 febrero 2012 - Reforma (México)
LOS ÁNGELES, CALIFORNIA.- Son las siete de la mañana y en la entrada del Home Depot ubicado en Sunset Boulevard, en el barrio de Hollywood, una docena de hombres, todos latinos, esperan a que llegue el primer cliente. Un tipo rubio se acerca y, tras una breve negociación, tres hombres se van con él en una camioneta que lleva materiales de construcción: el "jale", al menos por hoy, está asegurado.
 
Para quienes no están familiarizados con la realidad de los trabajadores indocumentados en Estados Unidos, la escena parece salida de una película: A Better Life, la cinta dirigida por Chris Weitz que aborda la vida de un trabajador indocumentado de Los Ángeles. Carlos Galindo es el personaje interpretado por el mexicano Demian Bichir, quien lo hizo tan exitosamente, que hoy se encuentra nominado a un Óscar como mejor actor.
 
Sin embargo, la vida de Galindo, el jardinero cuya fortuna pende de un hilo debido a que carece de papeles que le permitan trabajar legalmente, no es un asunto de ficción. Cada día a lo largo del país -afuera de un Home Depot, en las zonas de venta de materiales o en estacionamientos, en las paradas de autobús- 117 mil jornaleros viven su propia historia de película en busca de, en efecto, una vida mejor.
 
Pablo Alvarado conoce esta vida como pocos. Nacido en un hogar de campesinos en El Salvador, trabajó en la cosecha durante su infancia para ayudar a su manutención hasta los 12 años de edad, cuando en plena guerra civil se convirtió en profesor asistente de literatura. Con el paso de los años obtuvo sus credenciales de maestro, pero la necesidad de migrar a Estados Unidos sin documentos lo obligó a empezar de cero. En este país trabajó como jardinero, chofer, pintor y ensamblador, hasta que un día decidió organizar a otros trabajadores. Hoy es el coordinador de la Red Nacional de Jornaleros (NDLON), que promueve el liderazgo y la defensa de los derechos de los trabajadores inmigrantes.
 
Hace unas semanas Pablo viajaba de Los Ángeles a Nueva York, cuando en el avión proyectaron para los pasajeros A Better Life. La vio y le gustó.

 
"Sí es un reflejo fiel de lo que le pasa a un trabajador", responde entusiasmado cuando se le pregunta sobre la actuación de Bichir. Pablo asegura que la historia pone un rostro a las decenas de miles de trabajadores que viven en el anonimato, y que de alguna manera la llegada de esta historia a la pantalla grande los dignifica.
 
"Históricamente el jornalero ha sido catalogado como sucio, alguien que orina en la calle o tira basura. Para nuestros adversarios es bien fácil usar esa imagen como un símbolo, pero esta película ayuda a eliminar esa simbología dañina y a presentar una imagen humana de nosotros", agrega.
 
El asunto es que para cambiar la situación de los jornaleros indocumentados, una película no es suficiente. Datos de la Encuesta Nacional de Jornaleros publicados por UCLA confirman lo que ya se sabe pero a veces es cómodo ignorar: a los jornaleros indocumentados se les contrata para realizar actividades peligrosas sin las medidas de protección adecuadas -inevitable recordar al personaje de Bichir trepando a una palmera-; en muchas ocasiones se les niega el pago; suelen ser insultados por quienes los contratan, e incluso por transeúntes que les gritan consignas antiinmigrantes o les arrojan objetos desde vehículos en movimiento. Para más del 80 por ciento de estos trabajadores, hombres en su gran mayoría, el ingreso que obtienen por el trabajo informal es el único que perciben. Durante un mes bueno pueden llegar a ganar mil 200 dólares, pero en los malos perciben 500 o menos; el promedio de ingreso anual para un jornalero es de 15 mil dólares, lo que los coloca en, o por debajo, de la línea de pobreza en Estados Unidos.
 
"En términos concretos esta película no va a lograr que la vida de los jornaleros que piden un trabajo en la calle sea mejor", comenta Pablo Alvarado, quien a través de la red de NDLON planea realizar al menos 100 presentaciones de la película a lo largo del país en las próximas semanas, "pero logra presentar un lado diferente de la historia y es un inicio, porque ante el lenguaje de odio contra los inmigrantes que estamos viendo en Alabama, o en Arizona, la película presenta un lado humano ante el horror, como lo hizo el movimiento de derechos civiles de los afroamericanos. La gente se vio reflejada en él, pero eso tomó muchos años de lucha y sufrimiento. Realmente nosotros estamos en pañales, y el movimiento para reformar las leyes de inmigración va a estar más duro".
 
Jorge Mario Cabrera sabe esto por experiencia. Durante sus años de trabajo como director de comunicación de la Coalición de Los Ángeles para los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA), le ha tocado lo mismo cabildear con legisladores en Washington D.C., que recibir amenazas de muerte por parte de organizaciones antiinmigrantes. Aún así, Jorge Mario considera que las cosas sí pueden cambiar, y para ello, esta película ayuda.
 
"Yo siento que, en ausencia de otros ejemplos, ésta es una representación positiva", comenta.
 
CHIRLA es una de las primeras organizaciones que han dedicado sus esfuerzos a educar jornaleros en el conocimiento de sus derechos laborales. Algunos de estos jornaleros participaron en la grabación de A Better Life. El activista cuestiona algunos de los estereotipos utilizados en la película, como retratar un Este de Los Ángeles dominado por las pandillas que, asegura, no necesariamente son la realidad de todos los barrios latinos ni de una ciudad multicultural. Sin embargo, ¿cuántas veces se ve en cine de Hollywood a un personaje inmigrante como Carlos Galindo, trabajador, con estándares éticos, conduciéndose con integridad?
 
"Algún día llegará el momento en el que el establishment de Hollywood tenga el valor y los apoyos para permitir que se represente a nuestra comunidad como es; por lo pronto esta película, al ser cine comercial, puede tener influencia en la opinión pública, en las salas de cine a donde asiste gente común y corriente; tenemos la esperanza de que los que votan por quienes proponen medidas antiinmigrantes lo piensen dos veces", señala Jorge Mario.
 
Pablo Alvarado es más directo: "Hollywood sí está entendiendo a los trabajadores, pero Washington D.C. no".
 
La comunidad de la preparatoria Panorama, en Los Ángeles, está de fiesta: maestros, estudiantes, y padres de familia se han dado cita para "ir al cine" en el auditorio escolar. Hoy se presenta A Better Life, y dada la poca difusión que tuvo la cinta durante su estreno comercial, todos tienen interés en verla. Ubicada en Panorama City, un vecindario con casi 70 por ciento de población latina, esta escuela brinda educación académica, física y artística a jóvenes de clase media baja y baja, en una zona en la que las pandillas y los altos índices delictivos son cosa común. Nueve de cada 10 estudiantes en la preparatoria Panorama son latinos.
 
La historia conmueve genuinamente a la audiencia. Al terminar la proyección todos aplauden, algunos tienen lágrimas en los ojos, y la expectación crece: Chris Weitz, el director de la película, entra en el auditorio para participar en un foro junto con algunos de los actores, una estudiante indocumentada y un par de políticos en campaña.
 
Weitz viene llegando de Washington D.C., en donde hizo una presentación del filme ante las autoridades del Departamento del Trabajo estadounidense. "Es nuestra manera de contrarrestar los estereotipos que promueven los republicanos", asegura Weitz, quien describe su película como "una ventana para que algunas personas vean un tipo de vida del que no sabían nada".
 
No es el caso de quienes están ahí. José Julián, el joven actor que da vida a Luis Galindo, el hijo del personaje que encarna Bichir; Myasha Arellano, la estudiante de Panorama que abiertamente reconoce no contar con documentos; el concejal de Los Ángeles, Tony Cárdenas, en cuyo distrito se encuentra este barrio; todos han vivido directamente, en su propia familia, la realidad indocumentada. Para quienes están en esta sala, A Better Life no es una obra de ficción.
 
"Yo crecí en la misma área donde se filmó la película, así que para mí esto es normal", explica José Julián. Su madre llegó indocumentada a Estados Unidos procedente de México, y él creció viviendo lo que vive su personaje. Por eso para el actor, la mayor sorpresa tras el rodaje ha sido descubrir cuánta gente en Los Ángeles no está familiarizada con la realidad de un jornalero inmigrante. "Ellos ahora tienen la opción de verla, y es su decisión si escuchan o no".
 
Los panelistas invitan al público a participar. De en medio de la sala se oye una voz que hace que volteen las miradas. Es un hombre maduro, vestido con ropa de trabajo, acompañado por dos niñas sonrientes.
 
-"Yo en esta película me sentí identificado cuando el señor iba manejando y llegó la policía y él estaba lleno de miedo", comenta. Se llama Guillermo y es originario de México, padre de cinco hijos y trabajador en la construcción. Parte de su trabajo consiste en manejar un camión, pero él, como Carlos Galindo, no tiene papeles. En dos ocasiones lo ha detenido la policía y, al no contar con una licencia para conducir, le han retenido el camión -que más tarde recupera la empresa para la que trabaja- y lo han citado en una corte para fijarle una multa. En la primera ocasión fue de 500 dólares; en la segunda, más de mil. "Estoy seguro de que la primera vez no me pararon por una infracción, sino porque me vieron mexicano".
 
Padres e hijos van compartiendo testimonios con los sentimientos removidos por la película del inmigrante de Bichir. El concejal Cárdenas habla de lo mucho que ha significado para él porque su papá, inmigrante, también fue jardinero. "Es parte de las personas que han trabajado fuerte para que la siguiente generación, gente como ustedes, pueda tener una vida mejor sin perder sus valores en el camino. Es más, de quienes estamos aquí, pónganse de pie aquellos cuyos padres vinieron a Estados Unidos buscando para sus hijos una vida mejor". La mitad de los presentes, incluido él, se levantan de sus asientos.
 
Es viernes por la noche y Hollywood Boulevard está a reventar. Frente al Teatro Kodak, el sitio en el que se celebra cada año la entrega de los Óscares, los turistas se toman fotografías sobre las aceras ante las estrellas con los nombres de sus artistas favoritos; o con los actores que, caracterizados como personajes de película -un Supermán aquí, un Darth Vader allá, dos o tres Marilyn Monroe-, posan para las cámaras en la foto familiar por una propina de uno o dos dólares.
 
Sin embargo, el domingo siguiente el ritmo en este lugar cambia. Falta una semana para la ceremonia y los preparativos empiezan desde ahora: las calles se cierran para instalar lo que será la alfombra roja, que se coloca de acera a acera a lo largo de una cuadra, impidiendo por completo el tránsito vehicular por esa zona. El paso de los peatones también se ve limitado: las estaciones de televisión montan tarimas, andamios y grúas para obtener el mejor ángulo desde varias horas antes del gran evento, y todo este borlote afecta a los negocios de la zona, a los trabajadores callejeros y a los vendedores ambulantes.
 
Rodolfo trabaja en uno de estos negocios. El local que alberga a Star Magnet, la tienda de souvenirs en donde atiende por las tardes, se encuentra a unos pasos del Teatro Kodak. Ahí, los turistas pueden comprar desde imanes y llaveros con su nombre grabado en una estrella como las del Paseo de la Fama, hasta una réplica de la estatuilla Óscar por 7.99 dólares. La suerte del negocio depende de la temporada: verano, las fiestas decembrinas y el mes de abril son bastante buenos; el resto del año los dueños del negocio batallan para que salga la renta. A la muy mala segunda mitad de febrero en términos de turismo, se suma la llegada del Óscar. Con el cierre de la calle, los autobuses de turistas que usualmente se paran frente a la tienda dejan de hacerlo, y con el cierre peatonal, ni siquiera caminando pueden llegar los clientes; quien quiera ir a su tienda tiene que dar un rodeo de varias cuadras.
 
Eso lo sabe Rodolfo, quien por ser indocumentado no puede conducir un auto; el autobús del transporte público que lo lleva al trabajo tampoco puede pasar, y él tiene que caminar diez minutos más para poder llegar. "Y el mero día del Óscar, los dueños de plano cierran, porque no se hace nada de dinero. La ciudad debería de pagarles a los dueños, porque la ciudad gana, pero ellos de todas maneras tienen que pagar la renta", dice convencido. Aunque algo bueno sale de todo esto: este día podrá estar en casa viendo la ceremonia, en donde, confía, el Óscar al mejor actor le será entregado a Bichir.
 
También Verónica espera que el Óscar lo gane Bichir. Vestida con un traje de la Mujer Maravilla que resalta su cuerpo de modelo, esta chica originaria de Tijuana recorre la acera frente al Teatro Kodak saludando a los niños, recibiendo las miradas de los papás, y posando con toda la familia para una foto. Verónica es otra de las trabajadoras afectadas por el cierre de las calles: el turismo no circula y su ingreso a veces se vuelve nulo. Al hablar sobre la posibilidad de tener una vida mejor de este lado de la frontera, la joven asegura que a ella en realidad no le gusta Los Ángeles. "Hay mucha gente loca en la calle, y sí es un lugar aparentemente mejor, pero te tratan mal, no puedes hacer nada. Muchos piensan que al llegar acá ya te va a ir muy bien, pero la realidad es que hay que trabajar mucho para poder sobrevivir".
 
Karla, de 19 años, lleva ocho aprendiendo esta lección. Empujando un carrito con una parrilla caliente encima, recorre la calle más glamorosa de la ciudad a la voz de "hot dogs, hot dogs, hot dogs". Mientras maneja una palita con destreza para que no se pegue el tocino en la parrilla, Karla mira de reojo a los turistas en bermudas, a las chicas rubias que se dirigen a los centros nocturnos, a las limusinas que pasan por Hollywood Boulevard como cada noche de viernes. También está atenta a la policía, porque en cualquier momento llegan y los corretean a ella y a sus compañeros para quitarles la mercancía. Si logran esquivarlos, venderá -en un día bueno- 80 dólares; en uno malo, apenas 30. Esto es mejor que cuando entregan el Óscar: ese fin de semana, asegura, ni siquiera se acerca, porque no los dejan pasar.
 
Para Karla, la idea de una vida mejor tiene que ver con su salida de su natal Puebla. "No te creas, no es tan fácil; hay que pagar renta, trabajar lejos de la familia, de la mamá, del papá. Pero primero Dios sí es una vida mejor para mi niña", reconoce. Aunque dice que no ha visto la película, Karla sabe que el protagonista de A Better Life está nominado y sonríe ampliamente: "ojalá gane el Bichir. A él no le cobraba el hot dog, a él se lo regalo; hasta dos", confiesa un poco chiveada y muerta de la risa. Después empuja su carrito y se para justo frente al Teatro Kodak, hasta donde vendrán los Óscar este domingo.
 
Por la alfombra roja caminarán los nominados: Brad Pitt, George Clooney y, desde luego, Demián Bichir. Pero Karla no estará ahí; lejos del glamour y las cámaras, este será un día perdido de trabajo.
 
Photo credit:  Jorge-Mario Cabrera
Read more:  Reforma (México)

For Immediate Release:  February 22, 2012

“Secure Communities” Pushes L.A. to the Brink
Immigration/local police collaboration program fosters distrust, lets criminals off the hook, and makes life a living hell for immigrants in the City Of Angels

 

CHIRLA issued this statement today:  "The writing's on the wall for Sheriff Baca and those who support his enthusiastic position to deport thousands upon thousands of honest, hard-working immigrants with no criminal background.  S-Comm is a dark spot for a tolerant, multicultural city like Los Angeles and the persecution of immigrant families by a public servant must not be tolerated".

Read more after the break:

Los Angeles – This week, the County of Los Angeles witnessed the gathering of hundreds of Dream students, household workers, and day laborers all working for common goals that include fair wage laws, end to hate-speech, immigration reform, the federal Dream Act, and the end to police-immigration collaboration programs such as “Secure Communities” (S-Comm). On Tuesday, NILC, NDLON, and CHIRLA met Sheriff Baca in court where he was rebuffed for his latest procedural attempt to hide documents about his department’s extensive collaboration with Immigration and Customs Enforcement (ICE), especially in the implementation of the wrongly-labeled “Secure Communities” program.  On Wednesday, hundreds marched from the Hahn Building downtown Los Angeles to the federal building to demand Sheriff Baca help restore trust in law enforcement.  The rallying cry:  “Stop the Arizonification of Los Angeles:  End S-Comm”.

The following is a statement from Angelica Salas, executive director for the Coalition for Humane Immigrant Rights of Los Angeles (CHIRLA).

“The writing is on the wall for Sheriff Baca and those who support his enthusiastic position to deport thousands upon thousands of honest, hard-working immigrants without a criminal background.  S-Comm is a dark spot in a tolerant, multicultural city like Los Angeles and persecution of immigrant families must not be tolerated.

The Sheriff should be heeding the clear and loud warnings.   On Tuesday, LA County Supervisors had to formally apologize for the thousands of Mexican-Americans deported from the United States between 1929 and 1944.  Just like now, thousands upon thousands of hard-working families were deported, although sixty percent of them were American citizens.

In a tentative ruling on Tuesday, Los Angeles Superior Court James C. Chalfant rebuffed Sheriff Lee Baca’s latest procedural attempt to hide documents about his department’s extensive collaboration with Immigration and Customs Enforcement (ICE). In ruling that ICE is not an indispensable or necessary to the lawsuit, Sheriff Baca did not even bother to ask ICE, the public’s right to know is that much closer to being realized.

On Wednesday evening, CHIRLA will join its allies in marching on Sheriff Baca and ICE, demanding that the bright line be redrawn between local police and immigration enforcement. Unlike Sheriff Baca’s claims about ICE and the lawsuit, this is necessary to restore trust between the community and the police meant to protect and serve it.  We will be calling on Governor Brown to support the TRUST Act, legislation that will grant counties and jurisdictions with discretion to impose or not immigration quotas on local police departments.  The rally begins at 5 p.m. followed by a march and a rally ending at 7 p.m. in front of the federal building.”

 

###

 

 

Angelica Salas of CHIRLA joins this Tuesday Congress Representatives Becerra and Chu downtown Los Angeles to urge ICE to speed up Prosecutorial Discretion requests and warn the community not to fall prey of unscrupolous attorneys/notarios.

 

 

 

 

 

Useful tips for immigrants who face question by ICE or local police.  Consejos prácticos para inmigrantes que son cuestionados por ICE o la policía.

Video by "Al Rojo Vivo" Telemundo recorded live in Los Angeles, Plaza de Mexico.  

Press Here/Presione Aquí:  Al Rojo Vivo

 

Pages